El Club Atlético Unión Deportiva de Chascomús es una institución de 90 años de existencia con sede ubicada en Soler esquina Washington, frente al Cuartel de Bomberos.

Además de las actividades deportivas llevaba décadas centrando su fuente de ingresos en el uso de su salón para reuniones bailables. Durante la presidencia del recordado Rubén Morales el “Unionazo” como se llamaba a la bailanta era la columna que sostenía a la institución.

Desde hace 15 años la cumbia había dejado lugar a “Club 54” pero al comenzar la cuarentena por coronavirus el año pasado la actividad se suspendió y ya no volvió. De hecho, quien estaba al frente de la disco, el conocido comerciante chascomunense Jorge “Gallego” Morilla acaba de retirar sus equipos de luz y sonido y todo lo que había convertido al salón de Unión en una discoteca de alto nivel.

Por su parte, en el Instagram @uniondeportivach se puede leer el siguiente comunicado:

“La Comisión Directiva del Club Atlético Unión Deportiva informa que, tras haber realizado numerosas tratativas con el grupo económico a cargo de la confitería bailable “Club 54”, respecto a la continuidad de la relación comercial, no se ha llegado a ningún acuerdo fructífero, por lo que a finalizado tal vínculo. De esta manera, la Comisión Directiva informa que la institución se encuentra abierta a la presentación de proyectos a realizarse en las instalaciones del club, los cuales serán evaluados adecuadamente. Sin más, agradecemos el acompañamiento de siempre.”

En febrero de 2021, la institución recibió un subsidio de cien mil pesos de manos del diputado provincial José Ignacio “Cote” Rossi para poder afrontar gastos originados en un nuevo predio de actividades deportivas.

No obstante, hace pocos días la Comisión Directiva planteaba la situación de la siguiente manera

“Considerando la difícil situación económica que atraviesa la Institución y que nos impide contar con los recursos necesarios para solventar los costos que requiere la participación en el Campeonato de fútbol a iniciarse en el mes Septiembre, hemos decidido con mucho pesar NO PARTICIPAR del mismo.

La crisis que vivimos producto de la Pandemia ha afectado la economía del Club y no hay instancias que nos permitan solventar nuestra participación en el campeonato.

Consideraremos la situación de cada jugador que decida entrenar y jugar representando a otra Institución que participe del Campeonato y estaremos a disposición de las gestiones que ello requiera.

Es solo un alto en el camino, un mal momento que solo hará que está vez los colores del Club no estén en la cancha, porque nada aniquila nuestros sueños.

Para ello y por esta Familia del Rojo de la Calle Soler y la comunidad toda seguiremos trabajando; sabemos que serán muchos los que acompañarán la lucha por los sueños y entenderán esta decisión: Les pedimos sigan acompañándonos con la cuota social que es mes a mes el granito de arena que nos acercara a concretar los proyectos que nos mantendrán vivos.

Seguiremos manteniendo nuestra pasión porque ella nos mantiene vivos.