imagen ilustrativa

La tarde del martes 24 de marzo fue especialmente agitada para una Chascomús en cuarentena. Es que se difundió una serie de audios de whatsapp que aseguraban que una profesional médica local había dado a conocer un caso positivo de coronavirus en la ciudad. Los audios precisaban con nombre y apellido a un remisero que se desempeña en una agencia que realiza viajes compartidos uniendo Chascomús con La Plata. Si bien ése tipo de agencias no están funcionando desde el pasado viernes, el chofer en cuestión realizó un viaje particular el domingo desde Ezeiza continuando luego la cuarentena dispuesta por el Presidente Fernández. Vanos fueron los intentos de periodistas locales de buscar una información oficial de la Municipalidad de Chascomús para lograr confirmar o desmentir con celeridad los rumores que inmediatamente causaron pánico entre quienes habían viajado en anteriores semanas con el remisero. Por el contrario, la aclaración vino después con las desmentidas de la profesional de la Clínica Privada Chascomús supuestamente denunciante, la agencia de remises donde el hombre trabaja y el propio chofer. Éste manifiesta que ni siquiera presenta síntoma alguno de la temible pandemia por lo que mal podrían estar esperando algún tipo de resultado. También señala que a raíz de los audios viralizados estuvo en permanente contacto telefónico con un alto funcionario municipal al que aclaró la situación. Tal viene ocurriendo, si desde la Municipalidad de Chascomús no se empieza a ratificar o rectificar públicamente éstas fake news, solamente se contribuye a alimentarlas y aumentar la paranoia y el pánico.