Veníamos señalando que dentro de la ola de inseguridad creciente que padecen los chascomunenses sin que la gestión del intendente Gastón diga ni media palabra, se ha impuesto entre otras la modalidad de “motochorros”. Los hubo con mucha violencia, y en todos los casos contra mujeres que resultaron lesionadas. Luego de ésa oleada violenta, contó una damnificada un hecho que al menos tuvo final feliz. Se trata de una mujer de 48 años de edad que trabaja como profesora. El domingo 16 a las 21 horas atravesaba caminando el Boulevard Presidente Perón cuando a la altura de calle Mendoza se le acercó una moto conducida por un joven de poco más de 20 años. Élla pensó que el muchacho disminuyó la velocidad para comprar algo en un kiosko de ese sector tradicional de Chascomús, pero rápidamente le arrebató la cartera. Una joven ciclista que pasaba por allí llamó telefónicamente a la policía pero el ladrón ya había huido. Minutos más tarde una amiga de la víctima del robo le llevaba a su domicilio la cartera que había encontrado tirada en la vía pública. En su interior estaba toda la documentación intacta pero sin el pequeño monto de dinero que llevaba en la cartera. Que ésta vez haya sido con final feliz no nos hace olvidar la situación de inseguridad que se vive sino que debiera activar nuestra alarma. Porque si vamos a esperar que las autoridades “competentes” hagan algo…