En medio de muchas críticas por políticas económicas, la Municipalidad de Chascomús anunció la contratación de un show de «Los Cafres»

A través de las redes sociales, la Secretaría de Turismo de Chascomús anunció la fiesta de apertura de la temporada estival con una serie de actividades que se desarrollarán desde el viernes 13 hasta el domingo 15 de diciembre inclusive. El lugar de encuentro será en el Parque de los Libres del Sur, ubicado frente a la laguna. Allí, lo más destacado (!y seguramente lo más oneroso ) será la actuación de la banda nacional de reggae «Los Cafres». En realidad ya se han escuchado muchas voces de gente que hubiera preferido otros músicos con mayor aceptación popular o «de moda» o «para bailar y divertirse», y que no hayan visitado Chascomús tantas veces como «Los Cafres» que es la banda que participó más veces en fiestas de apertura de temporadas veraniegas en la costanera chascomunense. El interrogante que ya surgió es cuál será el importe de la contratación de ésa banda dado que en ninguno de los festivales anteriores la gestión Gastón dio a conocer con exactitud las cifras abonadas a los números artísticos importantes.  Se teme que en ésta oportunidad tampoco se conozca el dato, máxime si tenemos en cuenta que al día siguiente van a tocar músicos locales que si no tocan gratis, lo harán por montos infinitamente inferiores a «Los Cafres» que tocan el sábado. A ésto hay que sumarle que el alquiler de un escenario de dimensiones importantes, luces y amplificación demandaría a las arcas de la comuna un monto de siete cifras para abonarle al empresario que proveerá de ésos servicios. A algunos observadores no escapa que éso ocurrirá a metros de unas murallas costeras que lucen destruidas porque altos funcionarios municipales dicen no haber logrado los fondos para refacciones. En cuanto a la polémica por el alto cánon contra el que protestan los productores cerveceros, el video publicitario que anuncia la apertura de temporada, habla de «Los Cafres», los artistas locales, los juegos infantiles, y hasta el patio gastronómico ( que tiene un cánon menor que el de los cerveceros)  pero se cuida de no mencionar los puestos de expendio de cervezas, como sí hacía hasta hace poco. Sin dudas, en Chascomús sigue faltando un debate sobre las expectativas ( si es que se las tiene ) en relación al turismo y las prioridades en torno a los dineros presupuestados.