En la jornada del jueves 28 de noviembre se desarrolló en la Cámara de Diputados de la Legislatura Provincial la cuarta sesión ordinaria de 2019. Sí, leyó bien. La cuarta sesión. Y no es lo más grave. Lo peor es que fue el peor de los cuatro peores años de la Legislatura bonaerense. La gestión comandada por el Pro Manuel Mosca revistió todas las características para ser considerada nefasta. Hasta un par de denuncias por abuso sexual tuvo el Presidente de la Cámara de Diputados y esposo de la Diputada Nacional macrista Gladys González. Los bonaerenses tenemos cifradas esperanzas en el periodo que comienza el próximo 10 de diciembre. Que al menos sea una etapa legislativa en la que se sesione con más continuidad, lo que no parece tan difícil de lograr.