Se trata de Marcelo Videla, quien se desempeñaba como delegado gremial de la Unión Obrera Metalúrgica en la tradicional fábrica conocida como Fadecya.
El trabajador en cuestión fue despedido por la patronal días atrás luego de que Batista, directivo local de dicho sindicato dilatara el llamado a elecciones internas en el establecimiento fabril, dejando a Videla sin la cobertura de los fueros gremiales, debido a que su mandato expiró en el mes de Julio pasado.
La gerencia de Fadecya sacó provecho de la posibilidad de despedirlo, hecho que le permitió la maniobra administrativa de la UOM, apartando de la planta a un operario que ejercía el cargo de delegado de manera combativa y siendo la voz de la defensa de los derechos laborales de los trabajadores que revisten en la empresa, a decir de muchos de ellos.