En el recinto del Honorable Concejo Deliberante de Chascomús se llevó a cabo una nueva reunión entre los ediles, el departamento ejecutivo representado nada menos que por el secretario de gobierno Cipriano Pérez del Cerro y el secretario de Turismo Leandro Otondo, con un conjunto de comerciantes que tienen sus establecimientos comerciales en la zona de impacto del proyecto impulsado por Gastón de modificar las condiciones de la costanera de la laguna.
Allí según se supo no abundaron los consensos sino que los comerciantes se presentaban disconformes por lo que entendían como una «imposición» del Departamento Ejecutivo que en ningún momento contempló sus necesidades, pretendiendo efectuar su proyecto sin importar las consecuencias que implica sobre sus negocios, en un contexto donde la economía lejos está de serles favorable.