Rubén Darío “El Pepo” Castiñeiras, imputado por la muerte de dos personas en un accidente de tránsito, pasó sus primeras dos noches en la comisaría 1° de Chascomús, tras recibir el alta médica. Según dijo uno de sus abogados, está “muy mal, con hipertensión y sin frazadas”.

“El cuadro no es bueno, requiere una asistencia en la celda y ni frazadas tiene”, aseguró Walter Cormace, defensor del cantante junto a Miguel Ángel Pierri. Además, relató que el cumbiero tiene costillas rotas y permanece con un brazo enyesado como consecuencia de los golpes que sufrió en el choque.

“Con el doctor Pierri queremos acelerar los pasos para que dicten la prisión preventiva. Igualmente nos adelantamos y esperamos la morigeración de esa prisión preventiva.Si sale efectivo el pedido vamos a solicitar la prisión domiciliaria”, explicó el letrado.

Los abogados del músico además indicaron que este jueves estarán presentes en La Plata cuando se analicen las muestras toxicológicas a la botella -aparentemente de vodka- que encontraron en la camioneta que estuvo involucrada en el choque del pasado 20 de julio.

El Pepo se dirigía a un show en la costa atlántica junto a la corista Romina Candia; su representante Ignacio Abosaleh y el trompetista Nicolás Carabajal, cuando tuvo el accidente.

Como consecuencia del accidente, en el que volcó su camioneta Honda CRV, Abosaleh y Carabajal murieron en el acto y la corista sufrió lesiones en uno de sus brazos.

Las pericias serán analizadas por la Superintendencia de Policía Científica en La Plata a partir de las 9 y el resultado se conocerá hoy mismo.

Fuente: La Capital