María Eugenia Vidal entró en pánico y comenzó una feroz campaña sucia contra Kicillof

Acuciada por los números en las encuestas la Gobernadora María Eugenia Vidal entró en pánico y comenzó una feroz campaña sucia contra Kicillof. Además bajó línea a toda su tropa de Cambiemos en la provincia.

 María Eugenia Vidal está mostrando una faceta pocas veces vistas hasta el momento, la desesperación. Al recibir sondeos de las últimas semanas que marcan una derrota en la provincia que gobierna, frente a la candidatura del ex ministro de economía Axel Kicillof, comenzó una serie de ataques a su figura amplificados por los numerosos medios adictos que la protegen.
Lo curioso es que la gobernadora apele a diatribas que la colocan en un papel al cual no estábamos acostumbrados, el de una dirigente desencajada. En pocos días vertió una serie de declaraciones disparatadas y extemporáneas que solo pusieron de manifiesto su incapacidad para poder mostrar algún aspecto positivo de su gestión al frente del ejecutivo provincial.