Un grupo de vecinos del barrio El Hueco de Chascomús dialogó con el periodista Sergio Peralta, para plantear un reclamo que vienen llevando a cabo hace tiempo y que tiene que ver con lo que sería un “error de cálculo” en la pavimentación de calle Perú, ya que ha quedado notablemente más baja que las transversales que son de tierra, lo que ocasiona la acumulación de agua.

Por este motivo, “siempre se junta el agua en las esquinas”, afirmó un vecino. Esta acumulación ha ocasionado que de a poco se fuera rompiendo la calle y cuando el municipio fue a querer solucionar el problema, los operarios terminaron rompiendo un caño de gas. Además, al querer acomodar esta última avería, también rompieron el caño de agua y provocaron la caída de un árbol.

Además, el vecino comentó: “dejaron debajo el barro podrido, y lo taparon con tierra, esto entonces se terminó volviendo a hundir y así los autos no pueden pasar, golpean abajo y hoy terminó con un camión que quedó varado, hundido en el lugar”.

Camión encajado

La ruptura del caño de gas, ocurrió hace varias semanas, pero el municipio no fue más. Peralta, hizo mención al pestilente olor, y a lo antihigiénico del lugar, a lo que el vecino dijo: “sólo vinieron un día y tiraron el escombro sobre el barrio podrida”.

Muy molesto, el frentista disparó: “que dejen un poco el centro y vengan al barrio. Esto es muy peligroso. Es una esquina. Esto pasa porque si me hacés el asfalto, me tapás la zanja y no hacen una entubación con bocas de tormenta, es lógico que el agua va a quedar en la calle. No es necesario ser ingeniero y tenemos canales cerca de donde el agua se puede direccionar”.

“Parece que nos han olvidado, porque este problema viene de hace más de un mes”. En aquel momento fue grave porque estuvieron varias horas con pérdida de gas, y sólo habían puesto vallas, pero la gente pasaba igual. “Imaginate si alguien tiraba un pucho”, graficó. Pasó eso y luego lo del agua, que lo rompieron cuando vinieron por el gas.

Peralta recordó que, en aquella oportunidad, las autoridades municipales dijeron que “no se podía trabajar porque había barro”, pero lo cierto es que pasó un mes y aún no hay respuestas.

Fuente: Agencia Nova