El arrestado estuvo dos años prófugo, pero la Policía bonaerense lo localizó en San Martín. Cómo era su modus operandi.

Miguel Ángel Frecini esperaba a que su pareja se fuera a trabajar para atacar a sus hijastros, en ese momento de 3 y 5 años, a los que violaba y luego amenazaba para que no contaran nada. Eso fue así por catorce años. En 2017, cuando se animaron a denunciarlo, el hombre escapó de la localidad bonaerense de Chascomús.

Tras dos años de búsqueda, la Policía bonaerense arrestó el martes por la noche a Frecini en la localidad de Villa Ballester, partido de San Martín. Los uniformados irrumpieron en la vivienda con la orden de detención en la mano y se lo llevaron esposado hacia Chascomús.

Todo comenzó en 2005 cuando el hombre, de por entonces 45 años, empezó a violar a los hijos de su pareja. La mujer se iba a trabajar y los dejaba a su cuidado. Él, en cambio, los abusaba y los amenazaba de muerte para que no contaran nada.

Frecini incluso llegó a darle plata a una de las víctimas para intentar comprar su silencio, pero tras varios años de sufrimiento se animó a denunciarlo ante la UFID 9 de Chascomús. El responsable de la fiscalía imputó a su padrastro por “abuso sexual con acceso carnal agravado por ser cometido contra una menor de 18 años aprovechando la situación de convivencia preexistente”.

Durante los dos años en los que el hombre estuvo prófugo, los investigadores determinaron la veracidad de la denuncia: especialistas realizaron exámenes físicos, pericias psicológicas y cámara gesell a la menor y declaraciones a testigos, con los que pudieron confirmar que Frecini los había violado durante 14 años.

El hombre, de 59 años, fue trasladado a Chascomús para quedar a disposición de la Justicia por violar a sus dos hijastros.

Fuente: TN