En el mediodía del sábado se llevó a cabo en Avellaneda un acto que concentró la mayor cantidad de espacios del peronismo de la Provincia de Buenos aires.

El anfitrión Jorge Ferraresi inauguró un natatorio municipal en primera instancia donde dirigieron palabras dos ex gobernadores del justicialismo bonaerense, actualmente diputados nacionales, Felipe Solá y Daniel Scioli.

Posteriormente ya en un escenario al aire libre se expresaron los matanceros Fernando Espinoza y Verónica Magario. Seguidamente hizo lo propio el intendente lomense Martín Insaurralde. Luego hizo uso de la palabra el ex Ministro de Economía de la Nación Axel Kicillof, para darle paso al orador de cierre, el diputado nacional Máximo Kirchner, quien con un discurso encendido y ameno hizo emocionar a los miles de militantes que se acercaron.

El final de la jornada se vio marcado por la distensión compartiendo un almuerzo con más de 300 dirigentes provinciales, que contara con una fuerte presencia chascomunense, el bloque de Concejales de Unidad Ciudadana, PJ y Red por Argentina, junto al diputado provincial, a quienes se los vio en una distendida charla con Kirchner.