Los ahora desempleados, habían ingresado a la fábrica ubicada en la autovía 2 en el partido de Chascomús, algunos meses atrás. La decisión de la empresa se debe a que las expectativas que había en torno a recibir un importante trabajo solicitado desde Canadá, finalmente no se verán cumplidas.

La noticia no hace más que agravar aún más los problemas que se padece en Chascomús, con el cierre de fábricas enteras como TEXES (ex Masis), o la cesantía varias decenas de trabajadores metalúrgicos, tanto en Emepa como en Fadecya.

Representantes gremiales que deberían defender los puestos laborales no se manifestaron públicamente al respecto, una actitud que se viene repitiendo. La empresa es propiedad de la multinacional francesa Danone; el gremio es el que agrupa a los trabajadores del sector de aguas gaseosas.