Daniel Conte, entrevistado en FM por Siempre, y en representación de la asamblea “Paren de Fumigarnos”, expresó nuevamente su preocupación por las fumigaciones en distintas zonas barriales que limitan con la zona rural; “es realmente preocupante a razón que si no se estudia este conflicto las consecuencias en adultos y niños puede llevar incluso a la mortalidad; sobre todo en niños teniendo en cuenta que existen sitios donde funcionan establecimientos educativos”. En la misma se refirió también a los cientos de peces muertos que aparecieron por la zona de Lomas Altas, y también en el puente denominado como ´El Arroyito´” informando que ya se realizó la denuncia en la Fiscalía. Por otra parte, sostuvo que en la actualidad la sanción de ordenanzas cuenta con el aval de 70 municipios, frente a la falta de una legislación provincial y/o nacional. Con la promesa en el mes de mayo por parte de los concejales locales de todos los bloques, se espera para Chascomús una pronta respuesta a los reclamos que aún se sigue aguardando. Manifestó por otra parte, que la propuesta del proyecto de ordenanza que fue enviado a comisión, prevé, en primer término, que exista un registro de fumigadores, personas matriculadas y que estudiaron sobre el accionar de la labor que representa la fumigación, y que esté aprobado por el Ministerio de Agroindustria de la Provincia. Destacó además que entienden que el fumigador debe contar con una receta otorgada por un Ingeniero Agrónomo. Finalmente dijo que en la actualidad y tras varios estudios que demuestran que la fumigación sin control trae un importante impacto para el medio ambiente como también para quienes vivan cercan de estas zonas, los vecinos de la Asamblea “Paren de Fumigarnos” continúan en la lucha por una pronta respuesta por parte de las autoridades locales. Según dijo Al respecto brindó detalles de esta situación, argumentando que desde hace dos años hay un proyecto de ordenanza demorado presentado en el Concejo Deliberante, en el que se dicta la regularización ante la falta de legislación.