En conversación con Diagonales, el intendente de Chascomús, Javier Gastón, se refirió al contexto económico que atraviesa el país y que repercute directamente en su municipio. Además, opinó sobre el incremento en las tarifas de gas y las 24 cuotas que deberán pagar los usuarios para compensar el incremento del valor del dólar y también habló sobre su vínculo del gobierno de María Eugenia Vidal.

¿Cómo viene afrontando Chascomús la crisis económica que golpeó al país en los últimos meses?

Javier Gastón: – La crisis económica está afectando absolutamente en todos lados y el municipio está absorbiendo cada vez más el pedido de asistencia social para apaciguar un poco el impacto de las tarifas, fundamentalmente de gas y de electricidad que es un disparate. Ya lo habíamos planteado en su momento por lo que implica para la producción y los comercios, pero ahora también para la vida cotidiana de las familias. Lamentablemente hay industrias que han cerrado; otras que han despedido personal y otras que están suspendiendo; y eso impacta hacia el comercio, a la circulación de bienes hacia adentro de las comunidades. La gente no puede seguir soportando este ajuste.

¿Cómo acompañan a esas familias desde el municipio?

J. G: Se va afrontando procurando que el Gobierno Nacional y provincial preste algún tipo de asistencia. Después, se va afrontando junto con las familias, tratando de ayudarlos en la búsqueda de nuevos trabajos, y acompañando nuevos procesos productivos. Tímidamente estamos implementando un microbanco municipal para alentar proyectos productivos, pero son mínimas herramientas económico-financieras que tenemos desde la municipalidad a contramano de lo que se va planteando en nación; vamos procurando asistir a los microemprendedores locales.

¿Qué opinas de la nueva decisión del Gobierno Nacional de pagar en 24 cuotas a partir de enero de 2019 un plus para compensar el impacto del incremento del valor del dólar, en las tarifas de gas? ¿Quién debería afrontar la diferencia?

J. G: Me parece un disparate. La actualización que se le ha buscado a eso es vergonzosa. Las empresas nunca dejaron de ganar, se tiene que rediscutir entre el Gobierno Nacional y las empresas concesionarias del servicio. Pero nunca han dejado de ganar, entonces no corresponde que los usuarios estemos absorbiendo esto. Todos usamos pesos argentinos, no nos manejamos con dólares a pesar que los contratos hayan sido como hayan sido. No podemos afectar al conjunto de la población por estos acuerdos que se hicieron entre el Gobierno y las empresas.

Algunos intendentes se han sumado a algunos proyectos que presentó la oposición en el Congreso y en la Legislatura bonaerense para revertir la medida, ¿Cuál es tu postura? ¿Qué van a hacer los intendentes del Frente Renovador (FR)?

J. G: Estamos dialogándolo entre los intendentes del FR. Pensamos hacer una presentación. Obviamente queremos defender a los vecinos de nuestras comunidades porque no puede seguir la gente absorbiendo estos incrementes injustificados, injustos que no acompañanan para nada la situación de parate de la económica que estamos atravesando.

¿Cómo es actualmente el vínculo de Chascomús con el Gobierno bonaerense?

J. G: El vínculo es bueno. Tenemos muchas obras iniciadas en nuestro distrito. Algunas son financiadas directamente por el gobierno provincial están con algún grado de atraso en los pagos. Otras, que son mediante convenios que he firmado con el Ejecutivo bonaerense, por ahora las estamos afrontando desde la municipalidad esperando que la Provincia deposite lo que ya hemos pagados con la intención de que la obra pública municipal no se paralice por todo lo que implica. Muchas de las obras que estamos haciendo son por licitación, las han ganado empresas locales por lo que cortar la cadena de pago nos generaría mayor prejuicio. Por ahora lo venimos afrontando pero todo tiene un límite.

¿El acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) afecta de alguna manera a Chascomús?

J. G: Va a afectar en la medida en que eso implique mayor ajuste en el presupuesto del año que viene. Si seguimos con la intención de un presupuesto nacional y provincial que implique mayor ajuste, que va a ver afectadas fuertemente las comunidades del interior de la provincia, pero también la acción de los gobiernos locales para poder afrontar la crisis económica que obviamente, va a traer este acuerdo.

Fuente: diagonales