Un informe sobre el mercado de combustibles reveló que los precios siguen relegados en la Argentina, se venden más los productos económicos y la estatal YPF pierde mercado ante sus competidores. Sin embargo, la facturación por ventas de naftas creció $ 4.660 millones en solo dos meses.

El reporte elaborado por Economic Trends para la Federación de Expendedores de Combustibles y Afines del Centro de la República (Fecac) aseguró que los precios “no alcanzan valores de equilibrio”, a pesar de los sucesivos incrementos en los surtidores. Según el informe, la nafta Premium se encareció 87% desde agosto de 2017, mientras que el Gasoil Grado 3 trepó 81% en ese mismo período.

El Índice de Precios al Consumidor nacional (IPCn) se incrementó 34% de agosto de 2017 a agosto de 2018, lo que significa que el precio promedio del gasoil fue 28,9% más alto que la inflación. La Premium estuvo 29,7 puntos porcentuales por encima.

En el ranking regional, la Argentina ocupa el 8° puesto, pero supo estar tercera. Con el litro de nafta a u$s 0,95, el país fue superado por Paraguay (u$s 1,06), México (u$s 1,09), Perú (u$s 1,11), el Brasil (u$s 1,13), Chile (u$s 1,31) y Uruguay (u$s 1,66).

“Tomando como referencia las relaciones de precios registradas en marzo en Argentina en comparación con los precios en Brasil, Chile y Uruguay, el atraso actual de precios en las naftas se ubicaría entre 18.9% y 29.3%”, enfatizó el análisis al que accedió ámbito.com. Operadores estacioneros estimaron que la suba en la Ciudad de Buenos Aires debería rondar entre 10% y 12%.

Fuente: Ambito