En el marco de un ajuste brutal, y tras el despido de más de 400 trabajadores en distintas fábricas de nuestra localidad, nos encontramos hoy, al que igual que en la fábrica Fadecya, de que una antigua fábrica de bota y calzados de nuestra ciudad, reduciría sus días de trabajo y sueldos. Según se conoció, la empresa estaría atravesando severas dificultades ante la crisis que prima sobre el país. En esta caso la firma Antonio Vicario e Hijos, tradicional fábrica de botas y calzado, ubicada en el cruce de Ruta 2 y Ruta 58, hoy presenta problemas que han llevado a tener que suspender un día de trabajo en la semana a su personal. Tampoco se desestimaría, la posible reducción en el personal, aunque no hay nada confirmado.