Imagen manipulada digitalmente

El Secretario de Turismo, Prensa y Planificación de la Municipalidad de Chascomús Leandro Otondo, informó que tras una larga espera, la Municipalidad de Chascomús dio a conocer el ganador de la licitación para la explotación del “Balneario las Escalinatas”, antiguamente Parador Atalaya. El pliego ganador fue el de Lucas y Tomas Capasso, quienes actualmente explotan el bar “Contra Punto”.

Hay que destacar que los hermanos Capasso son socios y amigos de toda la vida del Secretario de Turismo, fueron socios en el bar Doobop ubicado en el olvidado barrio San José (hoy en ruinas), además organizan juntos y desde hace muchos años el evento Chascomús Jazz, tienen el bar Contra Punto y hasta son parte del mismo partido político (Unidad x Chascomús, ahora socios con Massa). Esto deja en evidencia el uso de información privilegiada por parte del funcionario municipal para arreglar la licitación a favor de sus amigos y entregarle unos de los lugares claves de la costanera de Chascomús. Es una claro gesto deshonesto con el resto de los oferentes, Dario Walter Leguizamon y La Cuadra Sociedad Simple.

No quiere decir que el trabajo que puedan hacer los ganadores en el parador “Las Escalinatas” no sea bueno, todo lo contrario, pero no es ético que un funcionario municipal.

De esta manera, a través del decreto Nº 633/2018, el Intendente Municipal otorgó la concesión por un plazo de seis años, con opción de prórroga por otros tres, de acuerdo a lo establecido en el pliego.

Cabe destacar que el parador es uno de los más emblemáticos de nuestra ciudad y su uso estará destinado a la explotación de servicios vinculados a la gastronomía, balneario, incluyendo usos recreativos, deportivos y culturales.