Legisladores, sindicalistas y dirigentes de casi todos los espacios políticos de la oposición rechazaron la decisión de Mauricio Macri de vetar la ley que retrotrae el valor de las tarifas de servicios públicos a noviembre de 2017.

José Luis Gioja, presidente desplazado del PJ, escribió en Twitter: “Estamos frente a un Presidente que camina al borde de la antidemocracia. Su gobierno está más pendiente por la ganancia de las empresas de sus amigos que por lo que sufre el pueblo. El veto es fracaso total del diálogo político. Más democracia y menos autoritarismo”.

Graciela Camaño, diputad del Frente Renovador: “Estoy triste. El Gobierno ha defendido, defiende y defenderá los intereses de los empresarios y de los dueños de las finanzas. Nos tildaron de todo y nunca arrimaron en consensuar tarifas. Macri tiene intereses porque él mismo tiene familia que está metida en el negocio energético. ¿Están decidiendo tener renta en sus empresas y en la de sus amigos? Perfecto, pero que no hablen de una actitud conspirativa”.

Manuela Castañeira, dirigente del Nuevo MAS y de Izquierda al Frente por el Socialismo: “El gobierno, de forma antidemocrática y en oposición a la mayoría de la sociedad, continúa con la estafa del tarifazo en consonancia con el FMI y los empresarios. Hace falta un #ParoGeneral ya contra el ajuste de Macri y el FMI y para frenar el tarifazo”.

Carlos Tomada, legislador porteño y exministro de Trabajo: “El aumento de tarifas es continuidad de la reforma previsional de diciembre y de la reforma laboral que se viene. Lo mejor que podría hacer el Presidente es escuchar a la marcha federal y tratar de evitar el veto. Sería un gesto que los argentinos y argentinas valoraríamos. Ellos mismos están reconociendo que están en una última instancia al acordar con el FMI. Un buen refuerzo de eso es la reforma laboral”.

Hugo Yasky, titular de la CTA de los Argentinos: “La ley tiene un valor testimonial. Lo que plantea el Gobierno es mentira, el único camino no es el brutal ajuste. Se demostró que era mentira la hipocresía de que el tarifazo era necesario porque en ninguna parte del mundo se subsidia la energía. Si hay veto, hay paro”.

Agustín Rossi, diputado FPV: “El posible veto de la ley de emergencia tarifaria demuestra que estamos en presencia de un Presidente que no escucha la voz del pueblo. Macri está encerrado en su soberbia autoritaria. Este gobierno es el más antipopular desde que recuperamos la democracia”.

Carlos Caserio, senador nacional del PJ: “Intentamos por todos los medios, como lo veníamos haciendo en dos años y medio de darle las herramienta para gobernar, de hacer entender al gobierno que estamos en una situación límite. El ajuste es muy voraz. Solo pedimos que paguen poco, si podía ser (un aumento) más gradual. No se pudo hablar y no hubo voluntad. El Gobierno no tiene que cerrarse, nos tiene que escuchar. El ministro de Energía no le hace ver la realidad, es un representante de las empresas en el Gobierno y lo dijo la UCR. Sin diálogo y si no nos ponemos de acuerdo, lo peor está por venir”.

Nicolás del Caño, diputado del PTS y FIT: “El veto de Macri tiene un rechazo pupular enorme. Necesitamos un paro nacional con movilizaciones masivas en todo el país. El plan de Macri y el FMI lo derrotamos en las calles”.

Martín Sabbatella, dirigente de Nuevo Encuentro. “Ayer se escucharon en el Congreso los dos proyectos de país: el q incluye a las grandes mayorías en el desarrollo y el que piensa solo en el enriquecimiento de las elites. Cristina es la expresión más clara del modelo de crecimiento con inclusión”.

Victoria Donda, diputada Libres del Sur: “En su afán por convertirse en el empleado del año de las empresas energéticas, es posible que el presidente esté subestimando el impacto que esta decisión tiene y tendrá sobre la actividad económica en nuestro país. Especialmente sobre la producción nacional y sobre la actividad comercial, que como bien sabe son las áreas que más trabajo genuino generan. La consecuencia lógica de esta medida será el aumento de desempleo y la pobreza, en un escenario general de estancamiento económico e inflación”.

Nilda Garré, diputada del FpV: “A partir de ahora comienza un ciclo perverso. Se pusieron al país de sombrero porque van a empezar a cortar la luz. Va a haber una tensión social terrible. Sobre todo en invierno, cuando la gente no va a poder calefaccionarse. Ya estamos hablando de un tema de salud. Hay una enorme insensibilidad y una falta de comprensión de cuál es la misión de un Gobierno”.

Fernando Pino Solanas, senador nacional de Proyecto Sur: “El presidente estafa a los argentinos en beneficio de las empresas extranjeras. El Estado tiene que defender a los consumidores. Los vetados no nos vamos a quedar quietos y seguiremos peleando contra el ajuste de Macri. El Presidente acaba de consumar uno de los robos más grandes de la historia política de nuestro país. El fraude se ha consumado”.

Fuente: ambito.com