Mediante un comunicado de prensa el dueño de la heladería Fresh, denunció que la donación de 2.400 potes de helado que hizo en los carnavales infantiles 2018 para que sean entregados a los chicos que participaron, se echaron a perder, porque no fueron debidamente conservados por las autoridades municipales, garantizando para ello la indispensable cadena de frío requerida. Ante esta situación solicitó audiencia con las autoridades municipales pero no obtuvo respuestas ni explicaciones de ningún tipo.

Comunicado “Ante la solicitud del área competente de colaborar con los chicos que nos brindaron su alegría en el último corso infantil, decidí hacer un aporte a su dedicación. Desinteresadamente, pero con no poco esfuerzo de toda índole y la Iolaboración de mi grupo de empleados y de otras personas: envasamos 2400 potes de helados para ellos. Organizamos todo lo que hacía falta para recompensar algo de lo que ellos nos brindaron”. “Los 2400 potes de helado fueron tapados con tierra a solicitud mía, por que pese al esfuerzo que hicimos no fueron conservados correctamente luego de entregados. Hice varios intentos: solicité una ” audiencia”, pero como no tuve respuesta intente por medio del Concejo Deliberante y tampoco lo conseguí. Saben que con un simple “disculpá Luis, nos equivocamos”, hubiera sido suficiente. Ahora sí, quiero que esos chicos sepan que DIS-FRESH prestó atención y valoró su esfuerzo. No se dio, y, aunque esta nota nos perjudique comercialmente, tengo claro mi integridad y la de quienes me acompañaron. Nuestro objetivo seguirá siendo siempre el mismo: hacer lo que consideremos gratificante para todos. FELICITACIONES A TODOS LOS QUE PARTICIPARON DESINTERESADAMENTE en ese hermoso espectáculo”.