En ocasión de inaugurar un busto del ex presidente Dr. Raúl Alfonsin en la ciudad de La Plata por parte de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal junto al vicegobernador el radical Daniel Salvador, se conoció la decisión tomada por el primer magistrado de prohibir al centenario partido que movilice con banderas y remeras con insignias y colores de la Unión Cívica Radical.
Quien no soportó esta medida fue la diputada provincial que reviste en el bloque Cambiemos Liliana Denot, que estalló de furia contra el Ingeniero Macri expresándose abiertamente desde sus redes sociales.
Esto dijo “Mañana se inaugura en la ciudad de La Plata el monumento a Raúl Alfonsin con el aporte de una gran cantidad de afiliados radicales, noticia que nos hizo muy felices.
Paralelamente a esta noticia nos fuimos enterando que se pedía no ir al acto inaugural con banderas radicales .
Ahora, nos enteramos que a la Juventud radical se le pide que no lleve su remera. ¿Por qué? A quién se le ocurre que en plena democracia se incomode, o se enoje a alguien por identificarnos partidariamente.
¿Por qué empañar algo tan lindo con estas decisiones? 
No entiendo, me entristece, como tantas otras cosas que me angustian hoy de mi partido, o mejor dicho de las decisiones de algunos dirigentes de mi partido .
Pertenezco y quiero seguir perteneciendo a la Unión Cívica Radical, que nace como partido Nacional y Popular, que fue la causa de los desposeídos, que fue la abstención revolucionaria, que la reforma universitaria, el 14 bis y la transición democrática de 1983 que dio lugar al juicio a las juntas militares y al Nunca Más. Quiero seguir siendo de esa UCR que se animó, que militó ideas que debatió y defendió, que dio las luchas que el país exigía dar sin evaluar previamente el rédito electoral ni la conveniencia, por eso me indigno y me resisto a esta y otras actitudes que pretenden disciplinar, callar, y someter “