Tras varios de reclamos y lucha por vecinos nucleados en la Asamblea Paren de Fumigarnos, finalizó la Mesa de Estudio para la Regulación de Agroquímicos, después de más de dos meses de trabajo con encuentros semanales, en los que se expuso sobre la problemática de los agroquímicos y sus efectos nocivos para la salud, el ambiente y la biodiversidad. En ese marco, los representantes del Instituto de investigaciones biotecnológicas (IIB-INTECH- CONICET-UNSAM) presentaron ante los concejales trabajos científicos del orden nacional e internacional que evidencian que los agroquímicos son potenciales causantes de enfermedades. Estos estudios publicados en revistas científicas internacionales exponen distancias mínimas de protección para la población en general y la de niños en particular, por ser estos el grupo social más expuestos a los efectos tóxicos de los agroquímicos.

De esta última reunión también participó la Asamblea Paren de Fumigarnos Chascomús, quienes consideraron que el espacio de la Mesa de estudio fue un espacio muy valioso ya que brindo la posibilidad de tomar verdadera noción del riesgo que para la salud implica tener las fumigaciones tan cerca de los lugares habitados. La mesa de estudio brindó la información necesaria que los concejales necesitan para terminar de redondear el proyecto de ordenanza y presentarlo prontamente en sesión del concejo para su votación. “Creemos que el proyecto debe entrar en vigencia antes del comienzo de las clases, ya que marzo es mes de fumigaciones y de no contar con la protección de la ordenanza estaríamos poniendo nuevamente en riesgo a los chicos y chicas que asisten a las escuelas rurales. Las recomendaciones que formuló el Instituto de investigaciones biotecnológicas (IIB-INTECH- CONICET-UNSAM)” fueron contundentes esperamos que los concejales actúen en consecuencia. No todas las ciudades tienen este nivel de científicos como vecinos preocupados por la salud de su comunidad.” señaló Daniel Conte integrante de la Asamblea