Diputado del Frente para La Victoria y Presidente de la Comisión de Asuntos de las Personas con discapacidad José Ignacio Rossi

En el marco de la represión con balas de goma y gas lacrimógeno sufrida por jóvenes de Chascomús el horas de la madrugada de navidad en manos de Infantería y el Grupo GAD en la fiesta “Aire”, el diputado provincial del Frente para la Victoria, José Ignacio “Cote” Rossi, conjuntamente con legisladores de su bloque, cursaron desde la Honorable Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires, un pedido de informes para que el Ministerio de Seguridad de la Provincia de explicaciones sobre lo acontecido.

TEXTO DEL PEDIDO DE INFORMES.

Dirigirse al Ministerio de Seguridad de la Provincia, que conduce Cristian Ritondo a fin de que, se sirva informar a este Cuerpo, por escrito y a la mayor brevedad posible, sobre los siguientes interrogantes relacionados con con la brutal represión ocurrida el 25 de diciembre a la madrugada en el marco de la fiesta ‘Aire’ en la ciudad de Chascomús; a saber:

1). Por qué se autorizó un operativo de las características como las del ocurrido, con gases lacrimógenos y balas de goma.

2). Cuál fue el motivo por el cual los inspectores del ReBA solicitaran el operativo.

3). Que funcionario estuvo a cargo del operativo, y quien, en su caso, ordenó utilizar gases lacrimógenos y balas de goma.

4). Que protocolo aplicaron las fuerzas de seguridad para intervenir en ese caso.

5). Que sanciones corresponden a los funcionarios actuantes y al personal policial, por las lesiones provocadas a los jóvenes allí presentes.

6). Informe todo dato de interés, que aclare y de respuestas a la situación de violencia que se vivió y padecieron miles de jóvenes.

FUNDAMENTOS

Señor Presidente:

Una situación de desconcierto, temor e incertidumbre se vivió la madrugada del 25 de diciembre en la realización de la tradicional fiesta “Aire” en el Fortín de la ciudad de Chascomús.

Aunque oficialmente nada se ha informado al respecto, varios jóvenes que concurrieron a la misma hicieron saber que el descontrol comenzó cuando inspectores del ReBA clausuran el evento.

Acto seguido se habría producido una serie de incidentes con la gran cantidad de jóvenes que esperaban para ingresar al predio, por lo que algunos habrían comenzado a tirar piedras hacia el interior de la fiesta.

Posteriormente y atento los trascendidos, los agentes policiales que acompañaron a los inspectores del ReBA habrían realizado algunos disparos de balas de goma al aire, además de tirar gas lacrimógeno generando un verdadero caos.

Muchos jóvenes debieron concurrir a la Guardia del Hospital “San Vicente de Paul” para ser asistidos por los efectos del gas lacrimógeno.

A través de las redes sociales los jóvenes exigen la devolución del importe de la entrada e incluso se comentó que sería radicada una denuncia contra el Municipio de Chascomús ante la Fiscalía de Turno por desatender sus obligaciones como organismo de contralor.

No hubo un comunicado oficial de las autoridades, sobre lo ocurrido en la madrugada y que tanta preocupación ha generado en la comunidad en general.

Este hecho de violencia institucional, viene siendo moneda corriente en nuestro país, enciende un alerta en nuestra comunidad. No se puede permitir bajo ninguna circunstancia que este sea el modo de “poner orden”. Es necesario que se investigue y se conozcan los responsables.