En Neuquén, los trabajadores recibieron una balacera por parte de tres fuerzas de seguridad. Al menos tres personas debieron ser operadas.

Trabajadores estatales de Neuquén fueron baleados por policías de la Metropolitana de Neuquén y el grupo GEOP. Desde la ATE informaron a El Destape que hay tres heridos que debieron ser atendidos en el quirófano de urgencia y uno de ellos está grave.

Los incidentes se produjeron en las inmediaciones del Hospital Castro Rendón luego de que la Policía iniciara un desalojo del lavadero que provee la ropa limpia a los nosocomios públicos de la provincia, donde trabajadores tercerizados realizaban una protesta.

Desde hace una semana estos trabajadores tercerizados que prestan servicios de limpieza, maestranza y seguridad en los hospitales llevaban adelante un paro en reclamo de que se trate el Convenio Colectivo de Trabajo para el sector de Salud.

El desalojo fue dispuesto por el fiscal jefe Pablo Vignaroli, a pedido de la Subsecretaría de Salud provincial, bajo el argumento de que si no se podía cambiar la ropa de blanco corrían riesgo los pacientes internados, informaron medios de Neuquén.

En ese marco, alrededor de las 15:00, personal policial fue apostándose en el lugar y en pocos minutos comenzaron a desalojar con gases lacrimógenos y balas de goma a los trabajadores, quienes contestaron lanzando piedras.

Desde ATE afirmaron a El Destape que una persona habría recibido un disparo de bala de plomo, debido a que el tiro atravesó su zapatilla y el casquillo fue encontrado a pocos metros.