La sociedad de fomento del Barrio Lomas Altas, emitió un comunicado que manifiesta su pesar por el estado de abandono en el que se sienten sumidos. No es la primera vez que quienes viven en ese barrio, dan a conocer la realidad que les toca vivir, y la actitud del gobierno local que hace oídos sordos de los reclamos y necesidades de quienes ahí habitan. Evidentemente, y a pesar del resultado que obtuvo en la última elección, el gobierno local continúa sin escuchar a los vecinos.

Comunicado de la Sociedad de Fomento

“La Sociedad de Fomento del Barrio Lomas Altas viene trabajando intensamente promoviendo su desarrollo e inclusión como un barrio mas de Chascomus. Diferentes proyectos se han podido llevar adelante con el esfuerzo y el compromiso de los vecinos, pero hemos encontrado serias dificultades en algo que nos resulta inquietante a quienes habitamos el barrio y es la ausencia del Estado Municipal dentro del mismo. Literalmente ningún área municipal pisa el barrio. Hemos realizado innumerables pedidos al municipio, continuando reclamos históricos llevados adelante años anteriores, presentando notas, así como algunas reuniones con las autoridades municipales y llamados telefónicos solicitando atención a nuestras necesidades. Lo único que se ha concretado ha sido un desmedido aumento de ABL (un 100% desde la 3 cuota de este año), siendo el único barrio al que se le aplicó y sin ningún tipo de devolución. Durante todo el año no se ha trabajado en el mantenimiento de las calles, algunas arterias de suma importancia se tornan intransitables. No se han limpiado las zanjas para que el agua drene produciendo anegamientos. No se han puesto las luminarias mínimas que requiere el barrio en sus entradas para prevenir accidentes de tránsito. No se nos ha defendido frente a los costos siderales que cobra EDEA (como por ejemplo presupuestos de 45000 pesos) a las personas que necesitan extensiones para tener luz. La recolección de basura, al no contar con el servicio de recolección municipio, se concreta a partir de un sistema organizado por los vecinos. El paso del tiempo, explicaciones inentendibles y promesas incumplidas nos obligan a compartir nuestra situación con otros vecinos. Queremos sentir que el Estado está de nuestro lado, que esta para acompañar nuestros proyectos, nuestros sueños, el crecimiento de nuestros hijos. Queremos proyectar junto al Estado el futuro de nuestro barrio e ir concretando necesidades básicas. No queremos sentirnos olvidados”.