Sorpresivamente, el ex vicepresidente Amado Boudou fue detenido a pedido del juez Ariel Lijo, en medio del juicio oral que se lleva adelante por la causa Ciccone pero por presunto enriquecimiento ilícito. Se desconocen aun los motivos por los que metieron preso al ex funcionario, cuando siempre se presentó a todos los requerimientos judiciales que le iniciaron.

Según informó la agencia DyN, la medida alcanzó también a José María Núñez Carmona, otro de los involucrados en la causa que investiga el presunto cobro y pago de coimas de parte de la ex Ciccone Calcográfica para realizarle un salvataje financiero.

El procedimiento fue llevado adelante por la Prefectura Naval tras un pedido del fiscal Jorge Di Lello, que habló de una “política de ocultamiento de bienes”. En la causa por enriquecimiento ilícito también está involucrada su ex pareja, Agustina Kampfer.

El juez Lijo impulsó la detención de Boudou y Nuñez Carmona por asociación ilícita y tres hechos de lavado de activo y un blanqueo de capitales de 2009 al que ambos se habían acogido que fue declarado ilegal.

La medida fue dispuesta por el juez Ariel Lijo por presunto enriquecimiento ilícito y llega a poco más de una semana de que el ex ministro de Planificación y diputado nacional Julio De Vido fuera desaforado por el Congreso a pedido del juez Claudio Bonadio. De Vido es investigado por la presunta compra con sobreprecios de Gas Natural Licuado.

En etapa de instrucción, solo hay dos supuestos que habilitan a la prisión preventiva: el riesgo de fuga o el entorpecimiento de la investigación por parte del imputado. La inocencia o culpabilidad se demuestra en la etapa del juicio oral, como el que se lleva adelante por el caso Ciccone.