Vecinos de uno de los nuevos barrios en construcción en la zona comprendida entre la calle Orzali y la Avda. Costanera Pedro Urruty han hecho llegar a la redacción de un diario local su preocupación por la falta de servicios y el estado de las calles que no les permite muchos días circular. Las viviendas se ubican en un lugar de mucha actividad turística, en cercanías de la curva de la calle Orzali, entre esta arteria y la laguna: Son construcciones nuevas surgidas de un loteo por propiedad horizontal, sobre el cual se mencionó en algún momento que tendría salida hacia la Avenida Costanera por la calle Juan Pedro Fourquet (ver foto), como parte de la inversión realizada, algo que evidentemente no fue así, habiéndose transformado la arteria, inclusive, en un lugar donde algunos dejan basura. Indica la realidad, que hoy los vecinos solamente tienen luz, pero mala iluminación pública, y carecen de agua potable de red, servicio de cloacas, gas e inclusive recolección de residuos, aunque desde el Municipio a quienes han consultado se les ha indicado colocar canastos a los que nunca llegó un camión recolector. Señalan no obstante, que el único servicio a nivel municipal que llegó y que conoce las calles fue el del personal de Defensa Civil, que una vez ayudó con un poste público que hacía chispeo; aunque desde Obras Publicas no quisieron ir. Por otra parte, es una zona sin iluminación, con muchos robos y sin presencia policial. Los vecinos manifestaron por otra parte, que se han reunido con la Secretaria de Salud Marcela Arias, el Secretario de Gobierno Cipriano Pérez del Cerro y el concejal Pablo Francese, sin que haya soluciones. También han presentado notas, pero sin recibir respuestas. Sostienen que el lugar es insalubre, pero que se siguen habilitando parcelamientos. Finalmente reiteraron que se hace cada día más difícil transitar por las calles, a lo que se suma la circulación de transportes de alto porté que las afectan.