El intendente de Chascomús luego del cuarto lugar en las elecciones de medio termino se encuentra desbordado, personas cercanas a Javier Gastón sinceraron a este medio que el alcalde ya no sabe que hacer para sumar electores a días de las elecciones generales.

Este viernes luego de la asamblea gremial de la Asociación Sindical de los Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires, CICOP, publicó en el boletín municipal de prensa, que las personas que participaron de la asamblea fueron sancionadas, expresándolo de con estas palabras, “La Secretaría de Salud municipal tomó la decisión de sancionar al personal médico que en la mañana de hoy (viernes) suspendió la atención en el Hospital San Vicente de Paul para concurrir a una asamblea gremial de la CICOP. Lo que desconoce o no le importa a él y sus funcionarios es que dicho acto gremial esta amparado por el Art. 14 Bis de la Constitución Nacional.

Esta acción que tomó el ejecutivo local es repudiada por los profesionales de la salud pública y privada, así también por la comunidad que entiende el pedido reiterado de los profesionales quienes son ninguneados y obligados a trabajar en condiciones precarias con una paga por debajo de exigido.

Noticia Registrada mantuvo dialogo con profesionales víctimas de esta irresponsable medida del intendente, “Por favor defendamos la carrera profesional de Chascomús, nos quieren sacar los derechos adquiridos.

Si el Hospital no tiene profesionales en las guardas es porque Gastón no quiere pagar lo que corresponde, y mucho menos aceptar la grilla de provincia para pagar sueldos de profesionales”, expresó una competente con más de 30 años de carrera.

Qué ampara la medida gremial.

Artículo Nº 14 bis de la Constitución Nacional

El trabajo en sus diversas formas gozará de la protección de las leyes, las que asegurarán al trabajador: condiciones dignas y equitativas de labor; jornada limitada; descanso y vacaciones pagados; retribución justa; salario mínimo vital móvil; igual remuneración por igual tarea; participación en las ganancias de las empresas, con control de la producción y colaboración en la dirección; protección contra el despido arbitrario; estabilidad del empleado público; organización sindical libre y democrática reconocida por la simple inscripción en un registro especial.

Queda garantizado a los gremios: Concertar convenios colectivos de trabajo; recurrir a la conciliación y al arbitraje; el derecho de huelga. Los representantes gremiales gozarán de las garantías necesarias para el cumplimiento de su gestión sindical y las relacionadas con la estabilidad de su empleo.

El Estado otorgará los beneficios de la seguridad social, que tendrá carácter de integral e irrenunciable. En especial, la ley establecerá: el seguro social obligatorio, que estará a cargo de entidades nacionales o provinciales con autonomía financiera y económica, administradas por los interesados con participación del Estado, sin que pueda existir superposición de aportes; jubilaciones y pensiones móviles; la protección integral de la familia; la defensa del bien de familia; la compensación económica familiar y el acceso a una vivienda digna.