Hace ya lardo tiempo que en los días de lluvia se anega el pavimento de la avenida Costanera España, frente al parador de Atalaya y cada vez que llueve el agua corta la banquina y obliga a los caminantes a circular por la calzada con el riesgo que ello implica. En el inicio de la actual gestión municipal se hizo una reparación de la banquina, pero no se concretaron los trabajos necesarios para dar solución definitiva a la situación, por lo que varios meses después el inconveniente se materializó nuevamente en un camino constante a la destrucción del pavimento, que ya se ve muy afectado. En realidad el problema no es solamente una cuestión de banquinas, sino fundamentalmente de desagües. En la medida que no se construya alguna alcantarilla que permita el escurrimiento del agua hacia la laguna, no se llegará a una solución definitiva. Por otra parte, cada vez que esto sucede, y tal como nos señaló una lectora en nuestra página web, se corta el sector de vereda demarcado por un aconchillado durante algunas jornadas, obligando a los caminantes a transitar por la calzada con el riesgo que ello implica. Es de desear, que esta pequeña obra sea tenida en cuenta por la Municipalidad para bien de la comunidad.