La candidata a concejala por Unidad Ciudadana, Valeria Machín, se manifestó en tono crítico de la política de salud implementada por el actual gobierno municipal.

En declaraciones periodísticas, Machin, quien actualmente se desempeña como dentista en la salita del barrio 30 de Mayo indicó” “desde mi lugar de trabajo veo que la actual gestión, lejos de sensibilizarse con la difícil situación económica por la que atravesamos todos los argentinos, no ha dio respuestas a los diferentes pedidos de aumento en nuestros haberes, habiendo dado en el año 2016 un magro de 12% de incremento salarial que fue pagado en dos cuotas. Tenemos que tener en cuenta que durante el año pasado la inflación estuvo por encima del 30%”.

La candidata a concejal agregó que “… en lo que va de 2017 no hemos tenido ofertas que se acerquen a lo que los trabajadores esperamos, y han habido muchas reuniones en las cuales, no sólo no se nos da respuesta, sino que además se ha intentado deslegitimar a CICOP, poniendo en tela de juicio su inferencia a nivel local. Aún hoy, se nos adeudan dos cuotas de un retroactivo que veníamos cobrando, las correspondientes a los meses de abril y mayo”.

Los cuestionamientos planteados por Machín, considerando un destrato hacia los trabajadores de la salud municipal, continuaron: “parece que uno debe realizar el mayor de sus esfuerzos, para desempeñarse de la mejor manera, sin esperar ningún tipo de reconocimiento por ello. Tener un salario justo es parte de nuestra dignidad como trabajadores, pero poco parece importarle esto al gobierno local. Muchas exigencias y pocas retribuciones, esa es la manera en la que estamos trabajando hoy en día”