El pasado sábado 2 de septiembre un colectivo de ciudadanos sumado a varios artistas locales, llevaron a cabo un imponente mural de Santiago Maldonado en el muro trasero del Jardin Nº 901 que da vista a la vieja estación. Según expresaron algunos de los organizadores, la idea surgió por el reclamo de unos vecinos respecto de unas pintadas que se habían hecho en distintos puntos de la ciudad. Ante esta situación y hermanados con la causa de la desaparición del joven de 25 de Mayo, organizaron una jornada de cual participaron más de un centenar de ciudadanos. La misma se vivió con armonía y alegría. Jóvenes, abuelos, padres y niños, se acercaron con sus pinceles para formar parte del mural, acompañados de otros leguajes artísticos como los músicos del candombe, y un artistas audiovisual que plasmó el proceso en un emotivo video que se viraliza hoy en distintas redes sociales.

Ante la polémica que surgió por el pedido de algunos padres que relacionando el mural a una causa partidista exigen que se borre, los artistas aclararon que la idea del mismo no fue precisamente generar un debate político sino más bien hermanar a todos los ciudadanos preocupados por una causa común, ya que la convocatoria se realizó sin banderas ni insignias políticas y fue abierta a toda la comunidad.

El debate transcendió fronteras y el mural hoy es compartido en redes sociales por personas de todo el país, que consideran que borrar el mismo no solo atenta contra una expresión artística por la calidez y calidad del mismo, sino que además atenta contra uno de los valores más fundamentales que tenemos los ciudadanos en democracia que es la libertad de expresión.