Imagen ilustrativa

Adriana García se refirió al robo del que fuera víctima en su negocio sobre la calle Casalins de esta ciudad. La vecina contó que en la antevíspera entre las 15 y las 16:30, dos mujeres de aproximadamente 1,80 de altura y con acento extranjero, latino americano, ingresaron en su local con el fin de comprar un vestido. Una de ellas pidió pasar al baño mientras la otra revisaba vestidos. Más tarde se dio cuenta que le faltaba dinero de su cartera.

Adriana contó que dejó su cartera a la vista mientras atendía a la mujer que estaba mirando los vestidos y en ese momento -según estima- se habría producido el robo.

Hasta el momento en que la propietaria tuvo que realizar pagos de unas telas que usa para confeccionar sus diseños, no había notado la ausencia de la suma de $1500 faltantes de su cartera.

La comerciante local en primer momento hace mención a su falta de atención pero al recordar ese acto, pudo darse cuenta que se trató de un robo, modalidad mechera, donde mientras una mujer distrae, la otra extrae lo que este fuera del alcance visual del comerciante.

Según la vecina víctima del despojo, no eran personas de Chascomús, al menos no las ha visto, por lo cual presume que están de paso por nuestra ciudad y si es que aún se encuentran, sería muy fácil identificarlas por su altura y el acento al hablar.

También aclaró en diálogo con FM Por Siempre, que se trataba de una mujer de pelo rubio y otra de color negro, alertando de esta manera a otros comerciantes de esta ciudad.