Hasta ahora, el lunes siguiente a cada elección no hubo clases por la mañana en las escuelas que se utilizaron para realizar los comicios. Pero esta vez, eso cambiará. Según informaron en Educación de la Provincia, en los edificios que puedan limpiarse por completo la noche del domingo “habrá actividades con total normalidad desde el turno mañana”.

En la dirección general de Escuelas indicaron que “hay 6.000 edificios afectados en toda la provincia de Buenos Aires a la realización de las PASO. En cada distrito se realizó un acuerdo con el consejo escolar local para tratar de garantizar que los inmuebles escolares queden en perfectas condiciones el domingo por la noche”.

Continuaron: “En aquellos que se logre, el lunes 14 habrá clases con total normalidad en ambos turnos”.

¿Y en aquellos que no queden limpios? También habrá actividad, pero de otra naturaleza.

Los funcionarios consultados dijeron que “es muy probable que en algunas escuelas el escrutinio termine muy tarde. Y si ese edificio, además, es muy grande, difícilmente se logre tenerlo en condiciones para que los chicos puedan tomar clases el lunes”. Hay un plan B.

En esos casos, la gente del consejo escolar procurará dejar ciertos espacios limpios. En los mismos, al día siguiente de las elecciones se llevará a cabo la denominada “Jornada de reflexión sobre convivencia y anticipación de situaciones de acoso escolar”.

Así las cosas, si no hay clases, la comunidad educativa en pleno se acomodará en esos espacios para debatir, nada más y nada menos, sobre la convivencia entre pares, entre alumnos y docentes, bullying, redes sociales. Cuestiones que cada vez preocupan más en los colegios y en la sociedad en general.

Finalmente, en la cartera educativa indicaron que si hay algún edificio que no pueda ser acondicionado ni para dar clases ni para realizar la jornada de reflexión, allí no habrá actividad.

Fuente: eldia