Las redes sociales se han convertido en un medio de protesta para aquellos vecinos que no son escuchados por el gobierno local. Se suceden los reclamos por el mal estado de los caminos de tierra tanto en los barrios periféricos de la ciudad como de la zona rural.

“Vengan al San Cayetano que se quedan encajados. Una vergüenza. No nos san una solución realizando un mejorado con piedras o algo. Tras que los remises de noche te cobran $200 porque no pueden entrar por el acceso, ya qu e se corta a la madrugada. Dios nos ayude a que no nos pase nada porque ni la ambulancia puede entrar al barrio”. Se quejó ayer una vecina en redes sociales.

El mal estado de los caminos tanto en el área urbana como suburbana y zonas rurales se ha transformado en un tema recurrente, que la actual gestión municipal no puede subsanar. Los trabajos municipales que se han visto sobre calles de tierra dejan mucho que desear, ya que el tratamiento desarrollado no es el indicado. Tampoco se realizan, tras rastrear el camino, mejoras con conchilla o piedra, haciendo que el trabajo primario quede en la nada con la primera lluvia.

En muchos casos la situación se agrava dado que remueven la base sólida acrecentando el problema. Hasta que no haya una acción seria con el debido tiempo que los trabajos en este sentido requieren, los inconvenientes volverán a surgir con las primeras gotas de cada lluvia.