El Gobierno confirmó que analiza subir hasta 5 años la edad jubilatoria. Para matizar el anuncio, aseguró que será “optativo” para el futuro beneficiario en caso de no obtener los 30 años de aportes mínimos necesarios.

De esta forma, el Gobierno de Mauricio Macri busca matar dos pájaros de un tiro: reducir los gastos de seguridad social, bajando la cantidad de nuevos jubilados, y la cantidad de afiliados al PAMI, otro ente que la Casa Rosada tiene en la mira para reducir el déficit fiscal.

Según informó este lunes El Cronista Comercial, el proyecto en estudio implica darle la “posibilidad” a los trabajadores de extender 5 años la edad jubilatoria en caso de no contar con los 30 años de aportes exigidos por ley para pasar a ser clase pasiva.

“Tenemos que revisar algunas cuestiones del sistema previsional para que sea sustentable en el tiempo y acompañe la nueva realidad del mercado laboral. Hoy entre 300.000 y 320.000 personas que se jubilan por año, y tenemos alrededor de 50.000 personas que quieren seguir trabajando, hay que resolver esa situación. Sin hablar de un cambio en la edad jubilatoria, tenemos que darle la opción de que sigan trabajando si lo desean“, reveló una fuente oficial en off al matutino económico.

Desde la ANSES salieron a confirmar esa intención. Su director ejecutivo, Emilio Basavilbaso,manifestó a radio La Red que, en su opinión, “la edad jubilatoria no debería ser inamovible. El trabajador tiene la opción de seguir o no y pero si sigue va a tener un aumento en la jubilación en el futuro”, dijo, para defender la medida. La duda que plantea esta idea no es menor: ¿Cuántos trabajadores podrán jubilarse a la edad que les corresponda? ¿Cuántos no tendrán otra alternativa que seguir trabajando para subsistir y se disfrazará eso como una decisión del propio empleado?

“Está la intención de poder hacerle alguna modificación al sistema jubilatorio”, agregó el ex cardenal Newman al programa de Luis Novaresio, que remarcó que el sistema “seguirá siendo público”.