Muscarello enojado con el municipio porque le bajaron la cartelería

Muscarello enojado con el municipio porque le bajaron la cartelería

577
Marcelo Muscarello

“Resulta sugestivo que las acciones publicitarias de los partidos políticos en campaña deban ser controladas y monitoreadas por un solo espacio, el partido de gobierno.”

A través de la red social Facebook y de distintos medios locales, circuló en el día de ayer un nota donde el presidente del Partido Justicialista de Chascomús, Marcelo Muscarello, hace llegar su protesta al municipio debido al retiro de la cartelería electoral donde de exponen sus candidatos. “Según se desprende de la lectura de un posteo en la página de facebook “Municipalidad de Chascomus”, en la que se hace mención a la colocación de cartelería en espacio público y de un correo electrónico recibido por la candidata a concejal en primer lugar de la Lista 4 del Partido Justicialista, Alexa Oyhamburu, me dirijo a Ud. a efectos de manifestar lo siguiente: Resulta arbitrario el retiro de cartelería política, de las características ya conocidas por todos, cuando ha demostrado ser una herramienta inteligente por parte de los partidos políticos locales, incluido el suyo, para hacer saber sus propuestas. Por nuestra parte, de forma idéntica a como la hace el propio municipio con algunos de sus carteles, hemos adoptado un publicidad prolija mediante carteles de dimensiones más reducidas, colocándolos en espacios que estimamos seguros, sin ataduras a columnas y provistos de estacas que los adhieren al piso, evitando accidentes por voladuras y dejando una altura prudente de suelo, para poder observar por detrás del mismo, descartando pasacalles, carapantallas, columneros, pintadas en paredes y pegatinas que ensucian desmesuradamente la ciudad. Llama la atención que el sector privado haya sistemáticamente multiplicado este accionar y sean justamente los partidos políticos los únicos que deben ahora ajustarse al estricto cumplimiento, según lo establecido en las Ordenanzas N° 2564/95 y 3894/09, referidas a la ocupación del espacio público con fines publicitarios. Si la misma notificación fue cursada a comercios y vecinos que se encuentran en infracción, algo incomprobable de nuestra parte, podemos observar que el municipio no ha mostrado idéntico empeño y celeridad en retirar compulsivamente sus propios carteles, ni tampoco los comerciales, algunos con más de 25 años de antigüedad. De la lectura de la página de facebook municipal se asegura que los partidos políticos ya han sido informados, eso es falso, al menos el Partido Justicialista de Chascomús que presentará para estas PASO, tres listas de aspirantes locales, no ha sido notificado en ningún momento, ni bajo ningún instrumento fehaciente de esta nueva situación. Por ahora tenemos conocimiento que sólo una de las candidatas, Alexa Oyhamburu, ha recibido un correo electrónico de origen incomprobable, donde se adjunta una nota con firma escaneada del Sr. Lucas Funes, quien rubrica la misma como Subsecretario de Seguridad Ciudadana.

En ese mismo correo electrónico se comenta, casi como al pasar, que una nota será entregada formalmente, cuestión que tampoco ha sucedido al menos hasta las 18 hrs. de hoy, Sábado 15 de Julio, lo cual vicia e invalida el procedimiento. En la misma publicación se hace referencia a “lugares autorizados” sin mayores especificaciones y que mueve a sugestivas interpretaciones, cabe preguntarse entonces qué órgano municipal regula su instalación, bajo qué criterios los otorga, cómo debe procederse en tal caso y preguntarse además si el ejecutivo municipal, no actuaría como juez y parte a la hora de adjudicar sus propios espacios. Celebro que ahora sea su administración, y el sector político que la contiene, quien deje de violar sistemáticamente la norma municipal como teóricamente, pretende adjudicarnos al resto de los partidos políticos. También resulta sugestivo que las acciones publicitarias de los partidos políticos en campaña deban ser controladas y monitoreadas por un solo espacio, el partido de gobierno. No es intención violentar ninguna norma vigente, pero de dudoso sentido común, le solicitamos entonces se nos indique el temperamento a adoptar en las dudas ya planteadas”.