Imagen facebook

En la tarde de este lunes personal policial encontró el cuerpo de un joven en una cámara de desagüe, en calle Cerrito entre Avellaneda y Marconi; en la zona de los Frigoríficos.

Según pudimos saber en el lugar, el pozo en el que fue hallado, es un desagüe de un ex Frigorífico, que está sobre la vereda de calle Cerrito y estaba tapado por unas maderas.

En el lugar había gran cantidad de personal policial, de Comisaría, Departamental, DDI, Científica, Policía Local; y Guardia Urbana. Estaba cercada toda la cuadra, con corte de calle en ambas esquinas, y el lugar del hallazgo también estaba resguardado. También estuvo presente la Fiscal en turno, Dra. Verónica Raggio; junto a personal de dicha Fiscalía.

La denuncia de una madre que buscaba a su hijo, el que había desaparecido el sábado a la madrugada después de salir de la casa de unos amigos, y que había sido visto por última vez en la zona de la cancha de la Liga Independiente de Fútbol; llevó a los investigadores policiales a llevar a cabo un rastrillaje en la zona; el que a los pocos minutos arrojó el hallazgo de un cadáver en el interior de un pozo de unos 50 cm. De profundidad, sobre la vereda norte de calle Cerrito. Tras el encuentro se dio aviso a las autoridades judiciales; quienes concurrieron al lugar.

Una vez que se dieron las condiciones, personal de Policía Científica retiró el cuerpo del joven, que se encontraba desnudo, con medias puestas y tendría signos de violencia, como golpes. También se encontró ropa con sangre.

Según pudimos saber, una serie de testimonios tomados por personal de la DDI, llevó a los investigadores hacia ese lugar; y a tener sospechas sobre 3 individuos, los que anoche se encontraban demorados en dicha repartición policial.

El cuerpo fue trasladado a la morgue, donde se le practicará la autopsia, para constatar las causales de su muerte.

El joven fallecido es Claudio Javier Ayuzo.

El joven de 18 años murió a raíz de los múltiples golpes que derivaron en una hemorragia craneal. Hay dos detenidos, Andrés Miño y López.

Fuente: compromisodiario