Graciela Del Valle, responsable del comedor “Poco a Poco” fue entrevistada en FM Por Siempre 97.3 para contar que hace 16 años que lo lleva adelante. La vecina señaló que durante un tiempo el comedor permaneció cerrado debido a que las cosas a nivel país funcionan bien y no había tanta necesidad como para tenerlo abierto, pero debido a los cambios y los aumentos se decidió regresar a pedido de los madres y padres del barrio, ya que está difícil la situación. El comedor abre los días martes y jueves; y también los viernes donde se brinda la merienda. El comedor está ubicado en calle Reconquista entre México y Castelar. Más específicamente en la sede del barrio; aunque la vecina aclaró que el sitio es temporal ya que la presidenta de la Sociedad de Fomento pidió que el comedor no funcione más en ese sitio; por esta situación y gracias a distintos eventos y trabajos a beneficio del comedor se puede proyectar que dicha entidad sin fines de lucro tenga su propio espacio físico. Muy pronto el comedor tendrá su propia sede, ya que días pasados recibieron la visita de un Ingeniero y gracias a una cooperativa, ya cuentan con los materiales para la edificación. Este comedor según palabras de Graciela tendrá como particularidad que no sólo brindará una cena sino que busca poder dar contención a los niños, se planea que el predio contenga canchas de fútbol, vóley y otros deportes. Esta sede se edificará en calle Garay entre Las Heras y Carlos Pellegrini. Se piensa que para el mes de septiembre o antes, este lugar ya esté funcionando en la nueva sede. La vecina contó que se sentía sorprendida de ver cuanta gente cada día se suma con el fin de poder colaborar con lo que se necesite, si bien reciben ayuda de varios comercios y alumnos del Corazón de María, colaborando en las compras, el comedor siempre ha rechazado ayuda por parte de entidades políticas, aunque han recibido visitas donde se les alcanzado alimentos y artículos de limpieza; aunque según palabras de la vecina aceptar este tipo de ayuda les trajo muchos problemas. En este momento el comedor está alimentando un mínimo de 17 familias. Mientras se preparan para seguir con esta bella labor en su sede propia, cualquier vecino que quiera alcanzar su donación, lo puede hacer en calle Ameghino Nro. 126.