Pasadas las 20 horas del martes, una docente que salía de dictar clases de la Escuela de Cerámica, fue interceptada camino a su casa por motochorros. El hecho tuvo lugar en calle Hipólito Yrigoyen entre Marín y Rivadavia, cuando Analía Naredo fue abordada por delincuentes que circulaban en moto y le arrebataron el bolso. Con él le llevaron carpetas, elementos de trabajo, un monedero, un Pen Drive, un reloj pulsera, un celular marca LG y la billetera con 250 pesos.

El hecho fue caratulado como “Robo” con intervención de la Fiscalía Nº 9 de nuestra ciudad. Cabe indicar que en declaraciones a FM Por Siempre, el Jefe Distrital señaló que están esperando las filmaciones de la cámara de seguridad de la zona, y expresó que desde la fecha se pondrá a policías del área local para asegurar la zona durante la salida de profesores y alumnos. El relato de una compañera María Canggianeli , profesora de la Escuela de Cerámica, se comunicó con FM Por Siempre 97.3 para contar sobre este hecho que tuvo como víctima a una compañera. Al respecto dijo que ocurrió saliendo del establecimiento educativo ubicado en Avenida Presidente Alfonsín entre Perón y Ricchieri, frente al Hospital Municipal, pasadas las 19,30. Allí dijo que recibió un ataque violento donde la arrojaron al suelo, le rompieron la campera y le llevaron su cartera, donde tenia las llaves de su casa y demás pertenencias importantes entre ellas teléfono móvil y dinero. Frente a estas situaciones que se viven, en donde no es la primera vez que ocurren hechos como estos, la Directora de la escuela cuando empieza a anochecer ha ordenado que todas las puertas del establecimiento permanezcan cerradas hasta la salida de alumnos y profesores. Así mismo se les pidió a los alumnos que suelen salir tarde de sus clases, que se organicen para siempre estar juntos. “Parece que ya no podemos llevar nada en la mano”, contó una de las profesoras que también dijo que el establecimiento se unió a una tendencia que ya vienen realizando kioscos de la zona, de cerrar antes que se haga de noche.