Seúl dispara 90 veces para cazar a objeto volante cerca del Norte

Seúl dispara 90 veces para cazar a objeto volante cerca del Norte

90
Fuerzas surcoreanas lanzan misiles durante un ejercicio militar conjunto con las fuerzas estadounidenses.

El Ejército surcoreano lanza unos 90 disparos de advertencia al avistar un objetivo volante, aun sin identificar, en la zona fronteriza con Corea del Norte.

Los puestos de vigilancia fronteriza situados a la altura de la provincia de Kangwon (este de Corea del Sur) han detectado este martes el objeto en torno a las 16H00, hora local (7H00 GMT), cerca de la línea de demarcación militar y volando en dirección sur.

Las tropas han respondido con una admonición sonora y finalmente han abierto fuego de advertencia antes de que el objeto se perdiera de vista, ha informado el Estado Mayor Conjunto del Ejército de Corea del Sur, añadiendo que el Ejército aun analiza el episodio.

En enero de 2016 se produjo un hecho similar, cuando el Ejército surcoreano respondió con disparos de advertencia a lo que entonces se identificó como un avión no tripulado (dron) norcoreano que llegó a infiltrarse brevemente en su territorio volando a través de la frontera.

El incidente se produjo unos días después de que Pyongyang probara un misil balístico, llamado Pukguksong-2, provocando la ira del Consejo de las Naciones Unidas (CSNU), que prometió endurecer las sanciones antinorcoreanas.

De acuerdo con Corea del Norte, sus programas misilísticos y nucleares constituyen un elemento disuasivo ante las medidas “belicistas” de sus adversarios, en particular EE.UU.

El intento del líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, encaminado a fortalecer la capacidad misilística y nuclear del país se ha convertido en uno de los problemas de la política exterior de la Administración estadounidense. Hasta el momento, la diplomacia ha fracasado en lo tocante a esta cuestión. Las negociaciones de unos seis países sobre el desmantelamiento del programa nuclear de Corea del Norte a cambio de ayuda, se celebraron por última vez a finales de 2008 y se derrumbaron a principios de 2009.

Durante los últimos meses, Washington ha adoptado una “postura de guerra” a través del envío de un grupo de ataque y el hecho de llevar a cabo ejercicios militares conjuntos con otros países, como Corea del Sur y Japón.

Corea del Norte ha reiterado en numerosas ocasiones que no abandonará sus programas militares hasta que Washington no ponga fin a su “hostilidad”.

alg/anz/bhr/hnb