La desafectación de los tres ex directivos de la oficina de atención al público de Chascomús se debe a una investigación iniciada en 2012 por irregularidades administrativas. Desde la Dirección de Asuntos Penales, Investigaciones y Sumarios se determinó la suspensión de los involucrados hasta contar con el dictamen definitivo.

Se trata de tres empleados de la ANSES: el Jefe de la oficina desde 2010 a 2016, Aldo Segura; el Coordinador de Beneficiarios, Juan Manuel Iturralde; y el Coordinador de Activos, Leandro Yezza; quienes fueron suspendidos por treinta días en el marco de un sumario efectuado a partir de la denuncia realizada por la Dirección General de Control Prestacional de la ANSES en el año 2012.

La denuncia en cuestión se refiere a irregularidades advertidas en beneficios previsionales de pensión. El modus operandi consistía en validar convivencias que no habían sido probadas ante la ANSES. Es decir, que no había pruebas que certificaran la existencia de la convivencia. Esta irregularidad administrativa no se corresponde con las responsabilidades y funciones de los directivos a cargo y generaron un perjuicio al Estado Nacional.

A partir de la denuncia realizada en 2012, intervinieron la Dirección de Asuntos Penales, Investigaciones y Sumarios de la ANSES, la Dirección General de Recursos Humanos y la Subdirección Ejecutiva de Prestaciones de áreas centrales del organismo, llevando adelante una exhaustiva investigación que concluyó, en forma provisoria, con la suspensión de los tres ex directivos mencionados.

La suspensión implica el cese en el goce de los haberes hasta concluido dicho plazo y que se resuelva definitivamente el sumario efectuado por las autoridades centrales de la ANSES. La investigación realizada durante estos años permitió documentar y probar la existencia de dichas irregularidades, cumpliendo con todos los pasos procedimentales y legales que requiere el derecho administrativo.