El presidente fue abordado por manifestantes cuando salía de la parroquia

El presidente Mauricio Macri fue increpado e insultado hoy por un grupo de personas, a la salida de la iglesia del Santísimo Sacramento de la ciudad bonaerense de Tandil, cuando estaba acompañado por su hija Antonia.

El incidente ocurrió cerca del mediodía, cuando unas diez personas se acercaron al mandatario al momento que partía en una camioneta del lugar, donde llegó en el marco de las celebraciones por Semana Santa.

Según un video que difundió el diario El Eco de Tandil, Macri fue abordado cuando salía de la parroquia por manifestantes que portaban carteles con reclamos por la libertad de la líder de la Tupac Amaru, Milagro Sala, y por la paritaria docente.

De acuerdo con las imágenes, los manifestantes comenzaron a insultar al mandatario, mientras un efectivo policial intentaba alejar a las personas para que la camioneta en la que se trasladaba Macri pudiera seguir su camino.