El intendente Gastón calificó el bono a los municipales de "populismo barato"
El intendente Gastón calificó el bono a los municipales de “populismo barato”

La relación entre el intendente de Chascomús, Javier Gastón (Frente Renovador) y la UCR-Cambiemos local parece no ser la mejor. En las últimas horas, a través de un comunicado que hicieron llegar a distintos medios de la región, desde el radicalismo de dicha ciudad denunciaron al Jefe Comunal por incorporar al municipio  a 250 nuevos empleados relacionados familiarmente a funcionarios políticos de la gestión.

En el comunicado difundido, publicado en el portal Infozona, el radicalismo expresa que los concejales hacía tiempo que venían pidiendo la nómina de los empleados municipales y que luego de varios pedidos pudieron acceder al mismo.

“¿Qué escondía ese instrumento público para ser negado a los concejales?”, se preguntaron desde la UCR y agregaron que “de su estudio se desprende que hoy el municipio de Chascomús ha incorporado aproximadamente 250 empleados nuevos en un año de gestión”.

Además remarcan que eso equivale a “un incremento anual del gasto en personal en más de 30 millones de pesos” y que “eso es sólo el inicio” de un gobierno que “premia amigos y castiga a los que piensan distinto, usando el poder para adoctrinar, ejercer presión y perseguir al que se atreva a levantar la voz”.

También se preguntan dónde quedaron las promesas del Jefe Comunal que en el discurso que pronunció ante el Honorable Concejo Deliberante en diciembre de 2015 había señalado que “la Municipalidad no es una bolsa de trabajo para los amigos y los miembros del partido de gobierno”.

Más adelante resaltan que lo grave no es sólo que se hayan incorporado 250 nuevos empleados sino que “el municipio de Chascomús se ha convertido hoy en una fuente de trabajo para los familiares del poder de turno”.

“Hay esposas, hermanas, hijos, primos y amigos de quienes hoy gobiernan nuestra ciudad”, denuncia la UCR de Chascomús.