Para la UCR-PRO, el intendente Javier Gastón incumple nuevamente una ordenanza municipal

Para la UCR-PRO, el intendente Javier Gastón incumple nuevamente una ordenanza municipal

UCR-logoEl Comité de la Unión Cívica Radical Chascomús, mediante una nota que hizo circular en distintos medios ha dejado sentada su posición respecto al derecho que tienen los vecinos de realizar en forma completa el pago anual de las tasas municipales, con los correspondientes beneficios, y no solamente un adelanto. El documento dice lo siguiente: “El pago anual de las tasas municipales es un derecho que tiene todo contribuyente para cancelar anualmente sus impuestos.

Los vecinos que hacen uso del mismo buscan cancelar sus compromisos con el Municipio por el año en curso. El Artículo 39 de la Ordenanza Fiscal vigente lo establece de la siguiente manera: “Dispóngase de un descuento del 10% en las tasas de servicios municipales a aquellos contribuyentes que abone en forma anual antes del 31 de enero del ejercicio correspondiente a cada año” Si eso indica la ley vigente, qué motiva al Intendente Gastón incumplir nuevamente una ordenanza que tiene fuerza de ley para el municipio. Nuevamente el Ejecutivo se empecina en desvirtuar las ordenanzas vigentes, en forzar una interpretación para obtener mayores recursos al querer convertir el pago anual de las tasas municipales en un adelanto con descuento. Esto significa que si hay incremento del valor de las tasas en este año ese vecino deberá abonar ese aumento, dado que el Intendente Gastón no quiere tomar ese pago como cancelatorio de los compromisos por todo el año 2017, incumpliendo la ordenanza vigente. Haciendo memoria, el año pasado el Municipio intentó cobrar un retroactivo a todos los contribuyentes que habían hecho el pago anual, actualizando los valores con el aumento de tasas aprobado a mediados de 2016. En esa oportunidad nuestro bloque de concejales acompaño a los vecinos en su legítimo reclamo y elaboró una ordenanza para evitar que esta situación se repita, y fue el propio Javier Gastón quien la vetó. Igualmente el Municipio debió dar marcha atrás con su iniciativa por ser ilegal y violatoria de las leyes y ordenanzas vigentes. Los dictámenes del Honorable Tribunal de Cuentas, órgano que audita a los municipios, avalan lo que expresamos. Esta manera de gobernar es al menos imprudente, cambiar las reglas de juego tiene sus costos, los cuales pagamos todos. Esta medida que adopta el Intendente pone en riesgo el hábito que muchos contribuyentes realizan año a año. Sí el pago anual no se ejecuta, tal cual lo establece la ordenanza, no habrá interés para hacer un esfuerzo económico a principio de año para cancelar los compromisos con el municipio. O lo que es peor, el vecino que creyó haberse liberado de pagar por este año las tasas, de darse un aumento en las mismas, recibirá una nueva boleta para pagar, y esto hará que no crea en esta herramienta, que no crea en el estado. Nosotros creemos que es mejor utilizar el ingenio para mejorar los índices de cobrabilidad. En 2016 el porcentaje de cobrabilidad de la Tasa de Alumbrado, Barrido y Limpieza fue un 21 % menor que en 2015. Esto puede interpretarse como una respuesta de los vecinos a la falta de servicios por los que se les pretende cobrar. Nuevamente esperamos, sin muchas esperanzas, que el Intendente Gastón reflexione y dé marcha atrás con esta iniciativa y restablezca el pago anual de las tasas municipales. Queremos evitar futuros reclamos administrativos o judiciales.