Marta Salas: “Nunca pensé que la iba a traer a mi hija...

Marta Salas: “Nunca pensé que la iba a traer a mi hija en un cajón”

Imagen ilustrativa
Imagen ilustrativa

Magali tenía 3 años y digo tenía porque ella murió. Se transformó en ángel semanas atrás. Te estas preguntando ¿cómo?, ¿por qué?, le agregaría ¿pudo evitarse?.
Marta Salas, mamá de Magali comentó en FM Sonar que el 18 de julio llevó a su hija a una consulta privada a lo que el médico le diagnosticó “Varicela leve” y medicó con Venadril para la picazón e Ibuprofeno para la fiebre. En la misma consulta le manifestó que la niña se quejaba por un dolor en la pierna a lo que el médico no le dio importancia. Marta comentó “me volví a mi casa y ese día la nena se quejó durante toda la noche del dolor en su piernita, por lo que volví al día siguiente y me mandó a realizarle una ecografía de cadera, la realizó y rápidamente vuelvo el mismo día porque el médico me dijo que se iba de vacaciones, miró la ecografía y me dijo no tenía nada y me aconsejó ponerle hielo en la piernita”

Desgarrada de dolor la mamá comentó que el mismo día cerca de las 18 horas volvió al Hospital Municipal de Chascomús porque la nena seguía con dolor. Fue atendida por otro pediatra que estaba de guardia y le realizó unos análisis de sangre ante una posible infección. Los mismos salieron bien pero la dejaron internada, “…yo me quedo con ella porque a mi marido no lo dejaron pasar porque tenía que estar la madre sola. Le pusieron suero y algo más para el dolor”.
Marta remarca que “…esa noche ni un pediatra se acercó a la habitación cuando la nena gritaba del dolor, nadie se acercó, cuando estaban las enfermeras a las carcajadas en los pasillos y mi hija gritando de dolor. Solo una enfermera vino a cambiarle el suero. Al día siguiente le hicieron otra ecografía”. Según la mamá la eco salió bien “…el traumatólogo me dijo que según la doctora estaba bien, pero yo te recomiendo que te vayas y te busques un laboratorio privado”.
Marta sigue relatando la pesadilla “…a todo esto mi nena tenía la piernita color púrpura, y mi marido fue a informarle a la pediatra y cuando vino a verla y se acercó, porque no la tocaba, dijo que podía ser de frío y se fue. Al rato volvió a decirnos que teníamos dos opciones, llevarla a La Plata o Buenos Aires. Lo que nunca pensé es que la iba a traer a mi hija en un cajón”.
La mamá de Magalí dijo “…en lugar de hacer el traslado rápidamente, se pusieron a hacerle unos estudios de orina, sangre, le querían pinchar la cadera, y le aplicaron al suero un liquido marroncito supuestamente para el dolor. Ahí la trasladaron al Hospital de Niños de La Plata ya con oxigeno en la ambulancia del hospital.
En La Plata cuando los médicos la recibieron y luego de los primeros análisis “…me dijeron que habíamos llegado tarde que estaba muy mal y no podían hacer mucho. Al rato me dijeron que mi nena había muerto de un paro. Que habíamos llegado tarde”.
Con todo el dolor que pesa sobre ella, Marta comentó “…ayer mismo volví a La Plata para saber de que murió mi hija y los especialistas me dijeron que en Chascomús no sabían que mi hija tenia Púrpura, que es de lo que murió Magalí y no de Varicela o de Artritis como según me dijo una doctora de La Plata, era la teoría que manejaban en el hospital de Chascomús”.
Púrpura es una enfermedad que va comiendo los vasos sanguíneos, cuando murió le hicieron varios estudios y me dijeron que al cuerpito le faltaba una proteína que se llama inmunoglobulina que genera anticuerpos.
A continuación, muy angustiada declaro “La mala atención que me dieron en el Hospital a mí porque no me ayudaron en nada y yo a mi hijita ahora la tengo en un cajón y tenía toda la vida por delante, eso me da mas bronca, entonces que ahora salgan a decir que el hospital es bueno, bueno es para quien no le pasa nada”, finalizó Marta.