Mons. Malfa instó a terminar con el trabajo en negro, infantil y...

Mons. Malfa instó a terminar con el trabajo en negro, infantil y esclavo

42
Monseñor Carlos Humberto Malfa
Monseñor Carlos Humberto Malfa

El obispo de Chascomús y secretario general de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor Carlos Humberto Malfa, afirmó que “el trabajo es dignidad” e instó a terminar con el trabajo en negro, el trabajo infantil y el trabajo esclavo, al presidir este domingo 1º de mayo, Día del Trabajador, la fiesta patronal de la parroquia San José Obrero. Asimismo, pidió que aquellos que tienen posibilidades y responsabilidades que asumen el compromiso de generar y preservar el empleo, al advertir que la pérdida del trabajo es ver trunca la dignidad.

El obispo de Chascomús y secretario general de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor Carlos Humberto Malfa, afirmó que “el trabajo es dignidad” e instó a terminar con el trabajo en negro, el trabajo infantil y el trabajo esclavo, al presidir este domingo 1º de mayo, Día del Trabajador, la fiesta patronal de la parroquia San José Obrero.

El prelado encabezó desde las 11 la procesión que salió del templo, recorrió las calles del barrio La Noria Chica y retornó a la parroquia, donde presidió la misa.

Monseñor Malfa destacó la importancia del trabajo y la asoció con la dignidad humana.

Asimismo, pidió que lo asuman también aquellos que tienen responsabilidades y posibilidades de generarlo y preservarlo, al advertir que la pérdida del trabajo es ver truncada la dignidad.

El obispo instó a terminar con el trabajo “en negro”, el trabajo infantil y el trabajo esclavo, y afirmó que el llamado tiene por destinatarios a todos cuantos se definen cristianos y no pueden obviar aquella asociación entre trabajo y dignidad.

Luego de la misa, monseñor Malfa bendijo las manos de los fieles, se compartió un almuerzo que congregó a representantes de la comunidad parroquial y vecinos. Además del prelado, participaron de ese momento los sacerdotes Camilo Eberhardt y Damián Fredes, y el diácono Juan María Menchacabaso.