Impulsan un impuesto extra a las viviendas deshabitadas

Impulsan un impuesto extra a las viviendas deshabitadas

52
Diputado Provincial del Frente para la Victoria Gabriel Godoy
Diputado Provincial del Frente para la Victoria Gabriel Godoy

Las viviendas que se encuentren “ociosas”, es decir, sin ocupación de ningún tipo, podrían pagar un impuesto equivalente al 1.000 por ciento del Inmobiliario si permanecieran en esa condición por un plazo de más de cinco años.

Así lo estipula un proyecto de ley impulsado por la oposición en la Legislatura bonaerense que ya anticipa polémica y un fuerte debate.

El proyecto fue presentado por los diputados Gabriel Godoy, César Valicenti y Lucía Portos, todos enrolados en La Cámpora. Y se complementa con otro en el mismo sentido, impulsado por el diputado Gustavo Di Marzio, del Frente para la Victoria, alineado al sector del Movimiento Evita.

En su proyecto, los camporistas explican que la medida apunta a “garantizar el pleno ejercicio del derecho a la vivienda digna de los habitantes de la Provincia”.

En ese marco, crea un “Impuesto a la Vivienda Ociosa”, a la que se define como “aquel inmueble que se encuentra deshabitado en forma permanente y sin causa justificada por el plazo de un año”.

El valor de ese impuesto se calculará teniendo en cuenta el tiempo que la vivienda permanece ociosa y en base a un porcentaje del Impuesto Inmobiliario. Si la desocupación del inmueble fuera superior a un año y menor a dos años, el tributo será equivalente al 400 por ciento del monto del Impuesto inmobiliario correspondiente a la propiedad. Si fuese de entre dos y cinco años, será equivalente al 800% del Inmobiliario. En el caso que la desocupación fuere superior a cinco años, el valor del Impuesto a la Vivienda Ociosa será equivalente al 1000% del monto del Impuesto inmobiliario correspondiente a la propiedad.

En tanto, el proyecto impulsado por Di Marzio propone introducir modificaciones en la ley 14.449, de Acceso Justo al Hábitat, de forma tal de establecer una “contribución especial sobre el Impuesto Inmobiliario correspondiente a las viviendas ociosas”.

El legislador propone que a partir de 2016 se establezca una contribución adicional sobre las viviendas ociosas, que se aplicaría de la siguiente manera. Un adicional de 25% sobre el Impuesto Inmobiliario “una vez transcurrido el primer año desde que la vivienda se declare ociosa”. Y un adicional del 50% sobre el mismo tributo “una vez transcurrido el segundo año desde que la vivienda se declare ociosa”.

Según el proyecto, una vivienda ociosa “es toda edificación susceptible de ser habitada por personas, de manera temporal o permanente, que se encuentre desocupada por más de un año”.

En esa definición se excluyen aquellas cuya titularidad corresponda a las administraciones públicas, aquellas cuyo uso sea el esparcimiento durante una determinada época del año o que dispongan de un contrato de locación vigente.

En los fundamentos de la norma, Di Marzio afirma que según estimaciones en el territorio de la Provincia hay unas 950 mil viviendas ociosas.