La inflación fue mayor para los sectores más pobres

La inflación fue mayor para los sectores más pobres

48
El ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay.
El ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay.

Suba de tarifas, devaluación, quita de retenciones…todo este combo dio como resultado una mayorinflación que la que tenía el país en 2015. Para peor, el impacto de este nuevo plan económico se siente más cuanto más bajo uno se encuentra en la pirámide social, según reveló un estudio del CONICET.

El relevamiento indica que la suba de los alimentos, el incremento de los alquileres y el tarifazo a los servicios públicos significa un aumento promedio ponderado del 52,9% interanual.

La investigación, realizada por Demian Panigo, Sergio Rosanovich, Fernando García Díaz y Pilar Monteagudo, estudia el impacto de las medidas en el alza de precio y discrimina según los estratos más altos o más bajos de la sociedad; es decir, según quienes tienen mayores o menores ingresos.
Según el relevamiento, la clase media no será impactada por la modificación del Impuesto a las Ganancias o la devolución del IVA. Además, se subraya que para no perder poder adquisitivo estos sectores “requerirán incrementos salariales en torno al 40%”, muy lejos del 25% calculado por Alfonso Pray Gay necesario “para preservar su ancla nominal y evitar así nuevas expectativas de devaluación que sumerjan a la economía durante más tiempo en el actual proceso de inflación con depresión de la actividad económica”.
De acuerdo al estudio, la caída de poder adquisitivo de todos los habitantes de la Ciudad fue, en promedio, 16,3% entre noviembre y marzo. Sin embargo, los números difieren cuando se segmenta la población según ingresos. Así, los sectores de altos ingresos perdieron un 11% desde que comenzó este nuevo ciclo económico, mientras que los sectores más desfavorecidos sufrieron una merma del 23,8% de su poder de compra.
 
Los investigadores advierten la necesidad de compensar con medidas de salario indirecto para retrotraer la situación, ya que el Gobierno nacional plantea usar el salario real como ancla de la inflación, de la misma forma que antes el kirchnerismo usó las tarifas congeladas y el dólar para frenar la escalada inflacionaria. Sin embargo, el panorama no parece muy alentador, ya que una de las medidas propuestas por la Rosada, el aumento del mínimo no imponible de Ganancias, apenas alcanza a los salarios medios y altos y no a las clases populares.
El estudio señala que la devolución de IVA para los productos de la canasta básica tendrían un impacto muy acotado ya que el 90% del dinero que ingresa a esas familias vía Asignación Universal por Hijo se gasta en efectivo, por lo que el uso del posnet (tarjeta de débito) en la economía popular no está tan instalado como para que genere un beneficio importante.