Sanz quiere correr a Alfonsín del Comité bonaerense pero por ahora no...

Sanz quiere correr a Alfonsín del Comité bonaerense pero por ahora no tiene candidato

alfonsin-sanzBusca que el radicalismo provincial sea conducido por quienes apoyaron el acuerdo de Gualeguaychú, para fortalecer a Cambiemos. Asado en Mar del Plata, rosca e interna.

Lejos de haberse retirado, Ernesto Sanz continúa trabajando por Cambiemos, encabezando reuniones con radicales para intentar profundizar y fortalecer la alianza con el PRO. Este último jueves reunió a legisladores, intendentes y otros dirigentes de la UCR para comenzar a planificar la interna bonaerense que disputarán a mitad de año. Necesita tomar el control del Comité y desplazar aRicardo Alfonsín.

El asado de este jueves en Mar del Plata fue una reunión informal, de pura rosca interna, como les gusta a los radicales. Hubo dirigentes de todos lados, fundamentalmente de la Quinta: legisladores, intendentes y ex candidatos que no ganaron en sus distritos debatieron desde el mediodía cómo hacer para continuar profundizando la alianza con el PRO y neutralizar a los correligionarios que fueron -y son- reacios al acuerdo que los consagró el año pasado.

También se plantearon los enojos que aún persisten por la poca representatividad de la UCR en el gabinete de María Eugenia Vidal, aunque no pasa de eso. En el sanzismo intentan ser pacientes y darle crédito a un gobierno que recién lleva poco menos de dos meses de gestión. “Entendemos que esto todavía se está conformando; si bien no nos sentimos del todo adentro, tenemos paciencia, esperamos a que el gobierno empiece a funcionar como tal”, analizó uno de los presentes en el asado, en diálogo con Letra P, y agregó: “Por ahora, ninguno quiere forzar discusiones ni peleas, porque el tema centrar es estructurar la gobernabilidad”.

Eso sí, “no hay una idea de caerle a Salvador con la guillotina, pero sí somos plenamente conscientes de que fue un mal negociador en su momento”, dijo con sinceridad otro radical.

“Nosotros tenemos la vocación de sostener Cambiemos como transformación a mediano plazo”, continuó esa fuente. Y concretamente apunta a tomar el control del Comité provincia, hoy en manos de Ricardo Alfonsín. Los radicales que responden a Sanz consideran fundamental lograr eso para contar con más legitimidad a la hora de acompañar y alzar la voz. “El Comité provincial tiene que ser la expresión de Gualeguaychú, cosa que hoy no sucede. Y eso nos debilita dentro del radicalismo para debatir esquemas de gobierno con Vidal. Necesitamos tener un partido orgánico fuerte”, analizó un hombre de Sanz.

Naturalmente, para ellos, surge que el Comité provincial -la herramienta partidaria- esté en manos de los que construyeron el acuerdo de Gualeguaychú, allá por marzo de 2015. “Eso es una necesidad, la futura conducción provincial tiene q ser la que apoyó aquel acuerdo”, remarcó otra fuente del encuentro de este jueves en una quinta marplatense.

“Los sectores que apoyamos la candidatura de Salvador para presidente del Comité provincia -antes de que lo designen como compañero de fórmula de Vidal-, somos los mismos sectores que después bancamos el acuerdo de Gualeguaychú. Por eso la conducción partidaria de la provincia tiene que tener coincidencia con eso”, insistieron.

Aunque claro, la rosca incipiente todavía no presenta nombres propios. “Los radicales tenemos nuestros tiempos”, remarcaron. Ese es el desafío de Sanz en las próximas semanas, en donde realizará recorridas por el interior bonaerense, reuniéndose regularmente con los distintos jefes comunales. Eso fue lo que le comentó al vicegobernador Daniel Salvador en un encuentro en La Plata, días atrás.

Los anfitriones de este último encuentro fueron Sanz y el diputado provincialMaximiliano Abad, además de los diputados nacionales Alejandro Echegaray y Karina Banfi. Entre los intendentes estaban Miguel Gargaglione -San Cayetano-, Pablo Zubiaurre -Ayacucho-, Juan José Fioramonti -Lobería-, Esteban Reino -Balcarce- y Aníbal Rapallini -Maipú-.